lunes, 21 de setiembre de 2009

Continuación del cuentito: segundo y tercer trimestre

Una vez que comencé a comer y dejé de vomitar, todo mejoró: recuperé energías para hacer una vida normal.
De haber perdido 10 kg. al comienzo, hoy los recuperé y los pasé! pero creo que voy muy bien con el manejo del peso.
Sin embargo, sobre la semana 25 estuve en el CLSC para coordinar hora para las clases prenatales, tuve una entrevista con la enfermera que va a hacer el control de mi embarazo y ella consideró que tenía mucho peso por ganar porque todavía no había llegado a mi peso de inicio del embarazo. Me instó a comer más y mejor, y bueno yo le hice caso ;)
Sobre el curso prenatal: son 6 clases, de 2 horas por semana. Ha sido bueno porque te da una idea de lo qué va a pasar pero sobre todo, como son las cosas por aquí a nivel de hospitales y servicios.
Ya mi enfermera del CLSC me había dicho que una vez que nazca la bebé, ella recibe la información del hospital y en el correr de la semana me viene a visitar, para controlar a la bebé y ver cómo estoy y si estoy amamantando bien...porque hay una gran preocupación por ese tema, incluso he leído en los foros que las enfermeras se pueden poner bastante insistentes en el hospital...
Hace unos días fuimos al Hospital Juif a la charla que dan los doctores de medicina familiar sobre el parto y a conocer las instalaciones. El hospital está bien, supongo que el personal será competente, lo demás lo dejo en las manos de Dios.
Lo que si me llama la atención es que quien se encarga de los partos sea un médico de familia y no los ginecologos-obstetras. El obstetra sólo será llamado si hay algún tipo de riesgo para la mamá o el bebé, sino lo resuelven el residente y el médico de familia...porque en realidad quien va a asistir en el parto va a ser el residente....
Sobre los estudios clínicos: en la semana 15 me hicieron la amiocintesis (esto debido a mi edad), que es el estudio genético del líquido amniotico que detecta un montón de enfermedades cromosómicas (entre ellas el síndrome de Down). La baby ese día estaba muy tranquilita, asi que en un par de minutos me hicieron la punción..gracias a Dios no se detectó nada anormal...uff dijera mi ginecóloga.
A las 20 semanas me hicieron una ecografía y también todo seguía bien...decia la técnica ecográfa: los 5 deditos de las manos, los 5 deditos de los pies..y nos iba diciendo cada partecita del cuerpo lo medía y decia "todo bien, todo bien"...uff de nuevo.
A la semana 28 me hicieron los análisis de sangre para detectar diabetes y anemia.....y todo salió perfecto...uff de nuevo...mi preocupación era la diabetes porque tengo muchos familiares con diabetes, incluso insulino-dependientes..
Ahora me voy preparando para la búsqueda de pediatra, pero sólo podemos empezar a llamar después de tener la bebé...
Y ya nos apuntamos para las guarderías...dicen que el promedio en lista de espera es de 2 años...y si bien Jean Charest prometió en las últimas elecciones 18000 nuevas plazas, en los hechos van 5000....y no se sabe para cuándo serán las restantes.

1 comentario:

Eliana dijo...

Es impresionante como nos cambia la vida a las mujeres a partir del día que recibimos la gran noticia, tu blog es un reflejo de ello, ahora todo gira en torno a esa vida,siempre sigo tu blog, aunque hacía tiempo que lo tenías abandonado(yo también) y,oh sorpresa! muchas felicidades en esta nueva etapa, un saludo desde Uruguay.