viernes, 13 de noviembre de 2009

Y seguimos en la dulce espera...

Aquí estoy : con casi 40 semanas, a 2 días de la fecha prevista, viniendo de clases a las 6 de la noche.
Por lo que pude percibí hoy en un par de compañeras, hay varios que andan preocupados si voy a parir en medio del salón de clases, lo cual sería muy pintoresco.
Una compañera me emocionó cuando me dijo "bonne chance mère" y me explicó que es de buena suerte decir "madre" a alguien que está por parir. Serán supersticiones, pero a una que anda sensible y mucho, la conmueven.
Luego otra chica, no se convencía de que mi fecha de parto fuera el 15 de noviembre y me repetía: "15 novembre", fue realmente cómico.
Estas últimas semanas, entre la cercanía del parto, cuestiones familiares, la pérdida de una tía muy querida, y otra vez no poder estar allá con ellos, me ha dificultado el famoso "disfrute" del embarazo.
En realidad, cada vez que leo en algún lugar frases del tipo : "el embarazo es divino" "no hay cosa más linda en el mundo" "es de las mejores cosas de la vida" pienso que yo debo ser una mala madre porque para mí: haber pasado 4 meses vomitando, con malestares diversos para los cuales NUNCA se puede tomar nada (excepto un tylenol, zolben) retención de líquidos (efecto pelota hinchada), hemorroides, dolor de espalda, dolor de cabeza, no poder dormir, sentirme angustiada y no poder hacer nada porque TODO, TODO, absolutamente todo es culpa de las hormonas (por ejemplo la del embarazo que enloqueció a la tiroides, o mi tiroides que enloqueció a la hormona del embarazo)...y son problemas para los cuales la UNICA solución es el parto..
Por suerte, alguna mujer alguna vez se ha animado a hacer comentarios como este y dicen que es también normal, y que una en realidad no va a ser mala madre porque se sentió mal en el embarazo....uff, eso es un alivio, porque acá imposible pagar un psico-loco.
Además debo reconocer que sí hay cosas que me hacen bien: sentir a la bebé moverse, saber que está ahí y que en unos días la voy a tener en mis brazos....
Claro, que mi bebé se hace sentir: me da patadas estilo karateca, a veces, siento que me golpea al mismo tiempo con los pies y las manos...creo que tengo moretones internos por los dolores que me provoca...he leído por ahí que al final del embarazo los bebés por la falta de espacio se mueven menos, esta niña seguramente va a ser pequeñita porque me sigue dando sus lindas patadas....

4 comentarios:

Eliana dijo...

Vas a ver que después que nazca tu bebé todos esos malestares pasarán a la historia y quedará lo mejor.
Te deseo la mayor de las suertes y que la disfrutes mucho, no hagas casos a los consejos de la abuela como no la upes cuando llora porque se malcría, upala todo lo que quieras que en un suspiro ya no vas a poder.
Muchos cariños

Alejandro dijo...

Yo por otra parte he disfrutado mucho este embarazo: ver a la mamá ponerse redonda y maciza, sentir a la criatura dar patadas y ver como la panza cambia de forma, ver a la bebé en las radiografías, que me haya guiñado un ojo (porque me guió un ojo, no importa lo que digan)...

Usted va a ser buena madre, de eso no me caben dudas...

Artemisa dijo...

"Este día vuelve a encomendar tu vida al Señor. Confía en Él para que tome todo lo que te ocurra, tanto lo bueno como lo malo y te haga más fuerte y más sabia, en esta nueva e incomparable etapa que estás viviendo...Comienza este nuevo día diciendo: "hoy haré todo lo que pueda"...y evita criticarte a tí misma, cuida de tí y de la pequeña vida que llevas en tu vientre, esa Herencia Maravillosa que te ha dado Dios...y pídele a Él que Su gracia y Su paz te rodeen...y susúrrale oraciones durante el día...LO MEJOR ESTÁ POR VENIR!!"
Para tí, Salmos 128:5-6
Tienes el MEJOR Y MÁS GRANDE APOYO EN ESTOS MOMENTOS...y también creo que serás una buena madre.
BENDICIONES =)

Anónimo dijo...

Ay compadres....Si todos los niños del mundo pudiesen tener a una genia como tú de mamá y a un payaso como el Ale (chisteeeeee) de papá, todos los niños del mundo serían felices.